Topo

Pesquisa escolar

Espanhol


Negación - Como construir frases negativas

Carolina Valéria Leon Leite, Especial para a Página 3 Pedagogia & Comunicação

1. No es adverbio de negación.
Posición: el adverbio no se localiza antes del verbo.


  • No comas tanto azúcar.
  • Fernanda no compró pan.

    Si hay pronombres proclíticos, no también los precede.
  • Ella no me lo dijo.
  • No nos han dicho qué día nos entregarán las notas.

    Cuando no se refiere específicamente a un elemento, lo precede:
  • No mucha gente sabe hacer esto.
  • No porque sea barato tiene que ser malo.
  • No todos están de acuerdo conmigo.

    La posición de no determina el significado de la oración:
  • No puedo entender este ejercicio. (= No puedo entender este ejercicio, porque no he estudiado.)
  • Puedo no entender este ejercicio. (= Puedo no entender este ejercicio, aunque yo ya haya estudiado; lo incierto siempre es posible.)

    2. Jamás y nunca son adverbios y equivalen a en la vida y a otras expresiones populares:
    Si jamás o nunca se sitúan después de un verbo, necesitan un término de negación delante:
  • No he visto nunca una cosa tan extraña.
  • No haces nunca lo que te pido.

    Si jamás o nunca inician la oración no es necesaria la segunda negación:
  • Jamás/nunca he visto una cosa tan extraña.
  • Jamás /nunca haces lo que te pido.

    Nunca jamás es enfático y equivale a nunca más y a más.
  • Nunca jamás voy a confiar en ti.
  • Nunca más voy a confiar en ti.
  • No voy a confiar más en ti.

    3. No precede al verbo cuando los pronombres ninguno, nada o nadie lo siguen:
  • No le he dado ninguno.
  • No quiero a nadie.
  • No como nada desde hace dos días.

    También es posible iniciar la oración con ninguno, nada o nadie, pero a veces, la oración adquiere un tono poético falso:
  • Ninguno le he dado.
  • A nadie quiero.
  • Nada como desde hace dos días.

    4. Más de una negación
    Los pronombres ninguno, ninguna, nada y nadie pueden aparecer en una oración junto a los adverbios: no, jamás o nunca. En este caso, todos los términos negativos se agrupan y encabezan oración:
  • Nunca nadie me había hablado así.
  • Nunca nada ni nadie me habían ayudado tanto.

    También puede iniciarse la oración con no y desplazar los otros complementos:
  • No hizo nunca nada malo a nadie.
  • No he creído nunca en nada ni en nadie.

    5. Doble negación equivalente a afirmación
    No en una oración subordinada, y no en la principal:
  • No puedo no ir a su fiesta.
  • No quiero que no lo sepa.

    La doble negación es posible, pero poco recomendable. Es preferible siempre usar formas afirmativas:
  • Tengo que ir a su casa.
  • Quiero que lo sepa.

    No sin equivale a con:
  • Esperé la llegada de mi madre no sin ilusión.
  • Esperé la llegada de mi madre con ilusión.

    In- junto al adverbio no tampoco es recomendable:
  • No es increíble, estas cosas pasan.
  • Esto no es imposible.

    Es preferible la afirmación:
  • Es muy creíble, estas cosas pasan.
  • Esto es posible.

    6. Que (comparativo) + no no tiene valor negativo. Podría excluirse no y la oración conservaría el mismo significado:
  • Prefiero salir un poco antes que no hacer tres horas de cola. (= Prefiero salir un poco antes que hacer tres horas de cola.)

    7. Ni es una conjunción negativa:
    Al coordinar oraciones, el primer ni puede ser sustituido por no:
  • Ni quiero hablar de esto ni tampoco tú deberías hacerlo.
  • No quiero hablar de esto ni tampoco tú deberías hacerlo.

    Si la oración comienza por el adverbio no, puede omitirse el primer ni de las partes coordinadas de la oración:
  • No lo conseguirás (ni) hoy ni nunca.
  • Ni hoy ni nunca lo conseguirás.

    Puede usarse ni en lugar de y sin:
  • Toma café sin leche ni azúcar.
  • Toma café sin leche y sin azúcar.

Carolina Valéria Leon Leite, Especial para a Página 3 Pedagogia & Comunicação é professora de espanhol do Colégio Sidarta e do Colégio Mackenzie-Tamboré.

Mais Espanhol